31/12/2011

“La “sucesión tranquila” en Corea del Norte y el papel de China”, artículo de Alberto Cruz en la web de información internacional CEPRID.

(CITO DE DICHO ARTÍCULO)

Unos enviados especiales de Ria Novosti, que visitaron el país a finales de octubre lo ponían así de manifiesto con una cierta sorpresa: “aunque son un poco tristes, las tiendas de Pyongyang están lejos de estar vacías. Cada edificio tiene algún tipo de taller en la planta principal y tiendas de alimentación se pueden encontrar dentro de uno o dos edificios de cualquier tipo. Aunque las tiendas son de estilo soviético, hay una amplia gama de productos. La gente aparece excepcionalmente bien vestida, no hay escasez de topa y las tiendas de telas se abren todos los días” (2).

Por lo tanto, hay que ser muy cautelosos a la hora de aceptar como una verdad absoluta lo que los analistas occidentales dicen de Corea del Norte. Si hay alguna certeza respecto a este país es que cualquier cosa que se diga desde Occidente, y más si va arropada de una predicción sobre el futuro inmediato, tiene muy pocas posibilidades no sólo de ser real, sino de cumplirse. Y no es en Occidente donde hay que informarse sobre Corea del Norte, sino en China.

Por lo general, se obvian cuestiones importantes como hacia dónde van las exportaciones, las importaciones y el total del comercio exterior norcoreano. Y en todos esos datos aparece un actor principal, por no decir exclusivo: China. De este país provienen el 50% de las importaciones y hacia él van el 27% de las exportaciones (el primer lugar lo ocupa Corea del Sur con el 34%). En total, el 41% del comercio exterior de Corea del Norte se realiza con China, según datos de un centro estadounidense en 2009 (3). Pero si se recurre a medios más cercanos, como The Asia Times, se puede encontrar que la cifra se eleva al 83% (4). Sea como fuere, lo que estas cifras ponen de manifiesto es la cada vez mayor importancia que China da a Corea del Norte y el interés del gigante asiático en promover la estabilidad en el país –con el importante aspecto de mantener tranquila a la importante minoría coreana que hay en China, en las provincias orientales de Heilongjiang, Jilin y Liaoning- y en fortalecer el sistema de gobierno norcoreano en unos momentos en los que EEUU establece una política de alianzas con Japón, India, Vietnam y Filipinas –además de las ya tradicionales de Corea del Sur y Taiwan- que se parece mucho a un cerco que impida o retarde el imparable ascenso chino hasta convertirse en la superpotencia mundial.

(…)

Por eso, los chinos han dado pasos como el apoyo a Corea del Norte –con lo que se anula a Japón con la permanente amenaza de los misiles norcoreanos- o la apertura de su primera base militar en el extranjero, en las islas Seychelles (12). Junto al acuerdo ya alcanzado con Sri Lanka para utilizar por su marina de guerra el puerto de Hambantuta, uno de los más grandes de esa zona del mundo, con el acuerdo alcanzado con las Seychelles se asegura la protección de las rutas marítimas desde África, uno de los lugares donde ve directamente amenazados sus intereses después de la agresión a Libia.

(2) Ria Novosti, 24 de octubre de 2011.

(3) North Korea; Economic, Leverage and Policy Analysis, agosto de 2009.

(4) The Asia Times, 14 de octubre de 2011.

(12) Agencia PTI, 12 de diciembre de 2011.

(FIN DE LA CITA)

Fuente original: http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article1323

(Alberto Cruz es periodista, politólogo y escritor. Su último libro es “La violencia política en la India. Más allá del mito de Gandhi””, editado por La Caída con la colaboración del CEPRID.)

+++

29/12/2011

“A propósito de la muerte de Kim Jong Il. El reforzamiento del discurso hegemónico de EEUU”, artículo de José Antonio Gutiérrez en el medio de comunicación chileno El Ciudadano.

(CITO DE DICHO ARTÍCULO)

El profesor Park pone las palabras de Churchill en perspectiva: ” La razón por la cual los EEUU necesitan mantener la imagen de una Corea del Norte diabólica es para justificar su industria militar. Debes tener en cuenta que Corea del Sur es, actualmente, el mayor importador de armamento norteamericano, y la industria militar es de gran importancia para la economía de los EEUU. Los EEUU y Corea del Sur siguen justificando, con Corea del Norte, su continuo gasto militar, particularmente en el área de sistemas de misiles de defensa. ” Hipocresía y selectividad: una vara para la RPDC, otra para los amigos…

Este discurso selectivo, no está, por lo demás, exento de una dosis importante de hipocresía, y es quizás este factor el más irritante de todos[10]:

Se nos habla de un régimen paranoico y militarizado, pero no se menciona que el 90% de las tropas surcoreanas están apostadas en la frontera o que los EEUU tienen al menos 30.000 tropas estacionadas en el Sur. Estas acusaciones son por lo demás bastante cínicas viniendo de un país como los EEUU que tiene una red de espionaje de alcance global, con más de 700 bases militares y oficinas de la CIA en todo el mundo, y que ahora último ha comenzado a investigar cuentas de redes sociales por internet.

Se nos habla de un régimen belicoso, pero no se menciona la permanencia de una situación de guerra y las constantes agresiones de agentes surcoreanos de divisiones especializadas en operaciones de sabotaje en el Norte (al menos 5.000 agentes han muerto desde los ’60 en operaciones de sabotaje en la RPDC[11]).

(…)

Siempre se asegura que Corea del Norte es un gigantesco “gulag”: según diversas organizaciones, en la RPDC hay alrededor de 150.000 presos[14], los cuales son frecuentemente referidos como políticos, por motivos puramente propagandísticos ya que esta cifra es el total de presos en ese país (que tiene entre 23 ó 25 millones de habitantes). Esto basta para que los EEUU ponga el grito en el cielo, un grito por lo demás hipócrita ya que los EEUU son el país del mundo con la mayor cantidad de prisioneros per cápita del mundo. En el 2002 1 de cada 142 ciudadanos estadounidenses estaba en la cárcel según información oficial del gobierno[15]. Hacia el 2009 esta cifra se incrementó hasta alcanzar 1 de cada 134 ciudadanos estadounidenses están tras las rejas y la tendencia es a que esta cifra siga creciendo[16]. Hoy la cifra está por encima de los 2,3 millones de presos, siendo el complejo carcelario norteamericano muy superior al de ciertas “tiranías” que tanto critican[17]. De estos, alrededor de 24.000 son menores de edad[18]. Obviamente, a los presos norteamericanos nadie osaría llamarlos “políticos” aún cuando éstos sean la clara expresión del “American Way of Life”, una sociedad anómica y caníbal. Estas cifras son todas más escandalosas si discriminamos la población carcelaria de Afroamericanos: 1 de cada 21 afroamericanos están en la cárcel según cifras oficiales (4.749 por cada 100.000)[19] y si hablamos solamente de los jóvenes (entre 18 y 29 años), el 10% de los afroamericanos jóvenes están tras las rejas[20].

Con esto, obviamente, no pretendo decir que la RPDC sea un paraíso democrático (cosa que claramente no es), sino que muchos de quienes critican a la ligera a este país, desde un puesto de supuesta superioridad moral, harían bien primero en ver la viga en su propio ojo, antes que ver la paja en el ajeno.

[10] La mayoría de los datos de esta sección se encuentran debidamente citados en un artículo previo “La nueva vieja crisis en la península coreana: el largo camino a Yeonpyeong” http://www.anarkismo.net/article/18303
[11] Cumings, “ North Korea ”, p.56

[14] http://www.prisonstudies.org/info/worldbrief/wpb_country.php?country=92
[15] http://usgovinfo.about.com/cs/censusstatistic/a/aaprisonpop.htm
[16] http://www.prisonstudies.org/info/worldbrief/wpb_stats.php?area=all&category=wb_poprate
[17] http://www.sentencingproject.org/doc/publications/inc_newfigures.pdf
[18] http://www..ojjdp.gov/ojstatbb/ezacjrp/asp/Age_Sex.asp
[19] http://bjs.ojp.usdoj.gov/content/pub/press/pim09stpy09acpr.cfm
[20] http://www.kff..org/minorityhealth/upload/7541.pdf

(FIN DE LA CITA)

Fuente: http://www.elciudadano.cl/2012/01/05/46659/el-reforzamiento-del-discurso-hegemonico-de-eeuu/