23/12/2011

“El poder del sistema financiero sobre los estados”, artículo de José Antonio Estévez en la web de la asociación catalana para la comunicación y el desarrollo Alba Sud.

(CITO DE DICHO ARTÍCULO)

Los grandes bancos controlan a los políticos estadounidenses, financiando sus campañas. Las “puertas giratorias” entre el mundo de las finanzas y el mundo de la administración pública giran a gran velocidad. Los regulados de hoy serán los clientes de mañana o lo fueron ayer. La necesaria distancia de la administración respecto de los intereses privados no existe en el caso de la (poca) regulación financiera norteamericana. Así, por ejemplo, (Henry) Paulson (secretario del Tesoro entre 2006 y 2009) concedió una ayuda de 89.000 millones de dólares a A.I.G. El mayor beneficiario de esa ayuda fue Goldman Sachs, su antigua empresa [1].

(…)

Los problemas más importantes de la actualidad encuentran siempre un obstáculo para su solución en el poder y la actuación de las entidades financieras. Éstas han causado la crisis actual. Pero hacen soportar sus costes al conjunto de la sociedad. Mientras, sus ejecutivos se embolsan cantidades inmensas de dinero. No estamos hablando de banalidades: la remuneración de los altos directivos se “come” el 50% de los beneficios de la banca industrial en Gran Bretaña.

[1] Stiglitz, Joseph: Caída libre. El libre mercado y el hundimiento de la economía mundial, Madrid, Santillana, 2011, p. 114.

(FIN DE LA CITA)

Fuente: http://www.albasud.org/noticia/es/256/el-poder-del-sistema-financiero-sobre-los-estados

(José Antonio Estévez es Catedrático de Filosofía del Derecho en la Universidad de Barcelona, redactor de Mientras Tanto y colaborador de Alba Sud.)