08/12/2011

“La crisis económica, la Unión Europea y la verdad metafórica del canibalismo. O estamos sentados a la mesa o estamos en el menú”, artículo de Ilargi en el blog de análisis económico The Automatic Earth.

(CITO DE DICHO ARTÍCULO)

La calificación de crédito de la mayoría de los bancos europeos, de los 17 países de la eurozona, de los 27 de la UE, del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera y de la propia Unión Europea, están ahora bajo vigilancia. Si el viernes (8 de diciembre por la noche) Bruselas no da a luz un plan lo bastante grandioso, Standard & Poor, Moody’s y Fitch empezarán a escogerlos uno a uno para rebajarles la nota de solvencia y eso tendrá consecuencias devastadoras para la eurozona, porque se considerará que las deudas son acumulativas, no distintas. Las cuentas no cuadran: están todos en el mismo barco y el naufragio no tardará en empezar.

Lo siguiente será una cadena inexorable: tipos más altos de interés por los bonos de deuda soberana, menor crecimiento (más contracción), más austeridad, menor crecimiento todavía, nueva rebaja de la nota de solvencia, etc., etc. Sí, hijos míos, la deflación es una hija de la gran puta.

Y, entonces, los problemas de soberanía pasarán a ser sólo un espectáculo secundario y los bancos ocuparán el primer plano. Si no se alcanza un consenso en la Unión Europea para apoyar a los bancos europeos (¿y cómo se podría alcanzar, si los bancos franceses y alemanes y todos los demás están con el agua al cuello?), todo esto se volverá mucho más evidente,

(…) Los bancos de la Unión Europea tendrán que pedir dinero en el mismo momento en que les toque devolver cientos de miles de millones de euros de deuda, lo cual los obligará a entramparse a intereses prohibitivos. Si lo hacen, malo; si no lo hacen, peor. Lo habitual.

En la actualidad están aceptando cantidades ingentes de préstamos en dólares US que deben devolver. El recorte del tipo de interés básico del Banco Central Europeo, hoy en día fijado en el 1%, no es más que oropel y no solucionará nada. Incluso los mercados de valores se han dado cuenta.

¡Vamos, muchachos!, hay 2 billones de dólares en activos tóxicos en las bóvedas de los bancos europeos. ¿Quién los quiere? Desde luego no el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, porque ni siquiera ha logrado reunir 900 mil millones (de los 2 billones que supuestamente iba a alcanzar), y eso que eran para las deudas soberanas, no para los bancos. Tampoco el Banco Central Europeo, porque si lo intentase le rebajarían de inmediato la nota de solvencia. Por cierto, la rebaja de la nota de solvencia de un banco central sería un espectáculo digno de ver… Esto es lo que ha escrito Harry Wilson en el Telegraph:

“Los bancos europeos tienen 1,5 billones de libras esterlinas en activos tóxicos. Los bancos de Europa deben deshacerse de un fondo de activos tóxicos que supera el valor de la totalidad de la economía británica si quieren regresar a la rentabilidad y respetar las nuevas reglas del capital. Según las estimaciones contables de Deloitte, los bancos europeos tienen en sus balances 1,5 billones de libras esterlinas en activos secundarios e improductivos. Y Deloitte añadió que, si bien los bancos se verán obligados a disminuir drásticamente la cuantía de sus activos, no les resultará nada fácil hacerlo, debido a la enorme cantidad de préstamos incobrables que hay entre ellos. En cuanto a los bancos británicos, a pesar de que empezaron sus programas de purga mucho antes que los continentales, todavía poseen la mayor parte de los activos tóxicos. Deloitte calcula que los activos secundarios e improductivos de los bancos del Reino Unido ascienden a 460 mil millones de libras esterlinas, lo cual más del total combinado de Irlanda, España e Italia. Los bancos alemanes les siguen en segunda posición, con unos 447 mil millones de libras esterlinas de activos tóxicos.

http://www.telegraph.co.uk/finance/newsbysector/banksandfinance/8941477/Irish-bad-bank-NAMA-should-be-sold-in-one-go.html

Aclararé que se trata de cifras que no se ajustan al “valor real del mercado” (mark-to-market), ¿de acuerdo? La realidad es tozuda y vuelve a aparecer aunque se intente esconderla. Ni siquiera los bancos alemanes son tan seguros como suele creerse, advierten Martin Hesse y Anne Seith en el Der Spiegel:

“Berlín podría verse obligado a nacionalizar el gigante Commerzbank. Los bancos europeos podrían necesitar 200 mil millones de euros, de los que 10 mil irían a bancos alemanes. El Commerzbank probablemente necesite 5 mil y el Deutsche Bank casi 3 mil. ¿Desde dónde se supone que saldrá el dinero? “Para mí es un misterio cómo algunos bancos esperan obtener cantidades inmensas de capital en tan poco tiempo”, ha dicho el experto bancario Michael Göttgens, de la compañía auditora y asesora Deloitte. La manera tradicional sería obtener capital emitiendo nuevas acciones en bolsa. Pero los inversionistas están evitando las acciones de los bancos europeos precisamente a causa de la crisis de la deuda soberana. Y, lo que es peor, las instituciones financieras probablemente obtendrán también rentabilidades más bajas a largo plazo debido a la mayor exigencia reguladora. Únicamente el banco más grande de Italia, el Unicredit, y el austriaco Raiffeisen Bank se han atrevido a anunciar aumentos importantes de capital. El Unicredit, propietario del HypoVereinsbank alemán, piensa obtener 7,5 mil millones de euros, a pesar de que recientemente anunció pérdidas de 10 mil millones en sólo un trimestre.”

http://www.spiegel.de/international/business/0,1518,801827,00.html

Mientras, España quiere limpiar su descapitalizado sistema bancario con 176 mil millones de euros que, desde luego, no posee. Quizá pretenda que el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera pague la factura. ¿Cómo se dice en español “soñar no cuesta nada”? Veamos lo que opinan Jonathan House y Christopher Bjork en el Wall Street Journal:

“España se plantea hacer una limpieza a fondo, rápida y costosa, de sus bancos. Según fuentes bien informadas, el primer ministro electo (presidente) de España ha decidido curar al enfermo sector bancario del país y, para ello, está considerando hacer una limpieza a fondo, que podría empequeñecer el coste de los esfuerzos anteriores, con la creación de un “banco malo”, financiado con dinero público, destinado a adquirir activos tóxicos, o bien obligar a los bancos a que aumenten de manera sustancial sus reservas para hacer frente a las pérdidas por el impago de préstamos. Mariano Rajoy ha dicho que quiere acelerar el reparto de 176 mil millones de euros (236 mil millones de dólares) para neutralizar las pérdidas provocadas por el estallido de la burbuja inmobiliaria en España, si bien durante la campaña electoral del mes pasado restó importancia al coste potencial de sus planes. Los activos tóxicos están impidiendo la circulación del crédito y haciendo que los inversionistas internacionales desconfíen de la cuarta economía más importante de la eurozona.”

http://online.wsj.com/article/SB10001424052970204083204577082461568872728.html

(…) Y, para colmo, uno se entera de esto que cuenta Brooke Masters en el Financial Times:

“Los reguladores advierten del maquillaje en la evaluación del riesgo bancario. (…) Hay inquietudes cada vez más fundadas de que algunos bancos pueden estar reajustando la manera en que determinan el riesgo de sus activos […]”

http://www.ft.com/intl/cms/s/0/9fedd604-1fef-11e1-8462-00144feabdc0.html

¡Vaya!, ¿será verdad? ¿Será por eso que están ustedes, lectores, investigando exhaustivamente qué significan los reajustes? ¿Y será verdad que necesitarán muchos años para encontrar la respuesta, porque es algo muy complicado?

Les diré lo que yo pienso: habría que despedir a todos los reguladores que ahora tratan de regular el sistema cuando se ha colapsado por completo. Por supuesto, los despediría sin compensación alguna y de forma retroactiva. Y lo mismo habría que hacer con los políticos para los que trabajaban. No es de recibo que en 2011 los reguladores designados todavía no tengan ni puñetera idea de lo que están haciendo los bancos.

(…) Por mucho que Bonnie & Clyde y Jesse James se hayan convertido en folclore usamericano, fueron unos asesinos, mataban. Lo mismo puede decirse de un gobierno y unos reguladores que respaldan un sistema financiero moralmente quebrado y a la deriva que está empezando a comerse viva a la gente. ¿Pasarán John Corzine, Dick Cheney, Alan Greenspan, Robert Rubin, Tim Geithner, Barney Frank y Barack Obama a la historia de USA como héroes idealizados o sucederá que, por fin, hemos aprendido algo?

(FIN DE LA CITA)

Fuente original: http://theautomaticearth.blogspot.com/2011/12/december-8-2011-youre-either-at-table.html

Traducción: http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=6372

(Ilargi es el pseudónimo de uno de los dos editores del blog The Automatic Earth. La otra es Nicole Foss (también conocida como Stoneleigh) http://www.tlaxcala-int.org/biographie.asp?ref_aut=2158&lg_pp=es