04/12/2011

“Egipto: detrás de las urnas”, artículo de opinión de Nazanín Armanian en el diario Público.

(CITO DE DICHO ARTÍCULO)

La importancia de Egipto reside en su capacidad de frenar a Irán y Palestina, en ser la principal refinería de petróleo africana, y tras Nigeria y Argelia la tercera reserva continental de gas. Sus principales clientes son EEUU, India, Italia, España y Francia. Por si fuera poco, controla el Canal de Suez, la conexión Mar Rojo-Golfo Pérsico-Mediterráneo cuyo cierre alargaría entre 10 y 15 días el viaje a Europa y América.

Para Israel, la tierra de los faraones es una cuestión de seguridad nacional, además del proveedor del 40% del gas que consume, aunque los sabotajes (ya van siete) de los conductos están causando apagones constantes en el país hebreo, cuya pesadilla sería ver en El Cairo un gobierno de los Hermanos Musulmanes (HM) próximo a Hamás e Irán.

Washington, que sacrificó a Mubarak para salvar el sistema, busca consolidar el poder militar con un señuelo civil: El-Baradei, también apoyado por los HM. Pero este elitista abogado, próximo al modelo “turco” es opción de EEUU, no de Israel, que le llama «agente de Irán», y no porque su esposa sea de esta nacionalidad, sino porque siendo director de la Agencia de la Energía Atómica insistía en el carácter civil del programa nuclear iraní. Y ahora iza la bandera palestina, amenaza con revisar el Tratado de Camp David y con una guerra si Israel ataca Gaza. Algunos, para tranquilizar a Tel Avive, califican esos gestos de teatro electoralista.

Frente a los HM que negocian con Teherán y Ankara, Arabia Saudí apuesta por los salafistas y el ejército. Los oficiales reciben de la Casa de Saud unos cuantos miles de millones de dólares para impedir el desmoronamiento del “mubarakismo”.

(…) Los generales amarran el poder. Poseen el 25% del PIB, mediante sus negocios en todos los sectores económicos (desde energético hasta agrónomo y la construcción), mientras el 40% de la población vive bajo el umbral de la pobreza y la caída del turismo y de la inversión extranjera lleva al país a la bancarrota.

(…) la democracia es laica, civil y justa en el reparto de los beneficios económicos, si no es así, no es democracia.

(…)

.- Comentario de “Columna Durruti”: Los Hermanos Musulmanes han venido negociando con los militares durante todo el período que ha precedido las elecciones. Los Hermanos Musulmanes son sunitas y, por lo tanto, enemigos acérrimos del chiísmo iraní. No olvides que los saudíes, protectores de los Hermanos Musulmanes egipcios, han pedido en reiteradas ocasiones a los EE.UU, que exterminen la serpiente, refiriéndose a los iraníes, con lo cual resulta dudoso que los Hemanos puedan estar mirando simultáneamente dirección a Ankara y Teherán a la vez, sin olvidar el doble juego de los turcos, aliados incondicionales de EE.UU y también de Israel, aunque por puro oportunismo tendente a afianzar su presencia en los mercados árabes, estén haciendo sus pinitos antisionistas.

.- Comentario de nazanin amirian:

*Que tras la caída repentina de Mubarak, EEUU tiene que elegir entre las opciones existentes, y no siempre la conveniente es la preferida. A demás, las alianzas pueden cambiarse, según las circunstancias.

*Que los intereses de EEUU e Israel chocan en toda la región. Uno actúa según sus intereses a nivel global, con el objetivo de contener a China, y el otro tiene su propia agenda regional. Irak es el mejor ejemplo: Washington ha instalado allí un Estado islamista dirigido por los chiitas proiraniés, a pesar de la oposición de Tel Avive Y Riad. Sabéis que no fuera por Israel, Obama tendría buenas relaciones con Irán (lo dijo cuando era candidato y lo intentó durante los dos primeras años de su mandato).

* Hoy en Egipto, ningún partido puede tomar el poder y mantenerlo, sin contar con el apoyo de EEUU. Ahora bien. Los HM, se dividen en varias tendencias, y una, la antiisraelí, tiene buenas relaciones con Teherán e incluso su sucursal en Irán ha vuelto a funcionar después de décadas “dormida” (Su página http://www.ikhwan.blogfa.com/); Otra, ha fundado el partido Justicia y Desarrollo, a lo turca, en Egipto. Con esta política, ocupan y controlan buena parte del espacio “islamista” . Y una tercera, más preocupada por la moral social que la política, es próxima a Arabia Saudí, que cuenta, además con los salafista de Nur. Los HM quisieron mediar, a petición de Carter, en la liberación de los rehenes de la embajada de Washington en Teherán.

* El 17 de octubre el portavoz de HM, Mahmud Husein, anunció el encuentro con los representantes de Freedom House (financió la subida al poder de la derecha en Europa de Este en los 90). Ha sido una de varias reuniones secretas (a voces!).
Los HM, no son favoritos de Israel, pero tampoco serán una amenaza real. Ni lo ha sido la República Islámica de Irán, con el que ha convivido en una “paz fría”. (Leer mi artículo http://blogs.publico.es/puntoyseguido/27/iran-israel-y-la-realpolitik/
Los militares, la opción preferida de Netanyahu, no pueden gobernar solos. Necesitan una fachada civil. A demás, a Obama le interesa reducir el peso de su pequeño y rebelde aliado en la zona, para que ceda ante la cuestión palestina. ¿Os acordáis de la conversación “filtrada” entre Sarkozi y Obama sobre Netanyahu?

(FIN DE LA CITA)

Fuente: http://blogs.publico.es/puntoyseguido/356/egipto-detras-de-las-urnas/

(Nazanín Armanian es licenciada en Ciencias Políticas y profesora-tutora de Políticas en la UNED) http://www.nazanin.es/?page_id=112