09/12/2011

“La crisis de la socialdemocracia en España (I)”, Entrevista realizada por los Estudiantes Progresistas de Catalunya a Vicenç Navarro.

(CITO DE DICHA ENTREVISTA)

En realidad, España se gasta en sanidad mucho menos de lo que le corresponde por su nivel de riqueza. Y este déficit de gasto público en sanidad se reproduce en todas las áreas del Estado del Bienestar. España se gasta 66.000 millones de euros menos de lo que debería gastarse por su nivel de riqueza.

(…) Los mercados financieros, o Bruselas, o Merkel-Sarkozy, o cualquier influencia externa a la cual puedan hacer referencia, insiste en que hay que reducir el déficit, pero no dicen cómo hay que reducirlo. Nadie le dijo a Zapatero que tenía que congelar las pensiones. Fue una decisión suya, a fin de ahorrar 1.500 millones de euros. Pero podría haber conseguido estos fondos, incluso mayores, revirtiendo la bajada del impuesto de sucesiones, consiguiendo 2.552 millones de euros o recuperando el impuesto del patrimonio, 2.100 millones, o eliminando la bajada de impuestos de las personas que ingresan más de 150.000 euros al año, 2.500 millones de euros. No escogió estas medidas, y en su lugar congeló las pensiones. (…) En realidad, escogieron, en ocasiones, las más duras e impopulares para mostrar al exterior que tenían “el coraje de tomar decisiones impopulares” Una especie de machismo económico para impresionar a los mercados, o a Bruselas o a Merkel-Sarkozy. Como siempre, su coraje se limitaba a enfrentarse con los débiles, mostrando una gran cobardía para enfrentarse con los poderosos.

(…) El problema no es la falta de confianza de los mercados especulativos sino la ausencia de herramientas del Estado español para defenderse de mercados especulativos. Los Estados de la Eurozona no tienen la capacidad de imprimir moneda y comprar su propia deuda pública, defendiéndola frente a los mercados. Y el Banco Central Europeo no es un banco central. Es predominantemente un lobby, y muy en especial de la banca alemana Ahí está el problema. Ninguna deuda pública está a salvo. Ni siquiera la deuda pública alemana. Todo este argumento de recuperar la confianza de los mercados es una frivolidad o una excusa para recortar el estado del bienestar. No hay que ignorar que la banca y la gran patronal están utilizando la crisis como excusa para conseguir lo que siempre han deseado, es decir, la reducción de los salarios y de la protección social.

(FIN DE LA CITA)

Fuente: http://www.vnavarro.org/?p=6638