08/12/2011

“Los que cortan la pizza”, artículo de Juan Gelman en el diario argentino Página 12.

(CITO DE DICHO ARTÍCULO)

El Departamento del Tesoro (de EE.UU.) se basó en las recomendaciones de la FED (Junta de Gobernadores del Sistema Federal de Reserva) para decidir qué bancos recibirían fondos en el marco del programa TARP (el programa de rescate bancario que el Congreso aprobara en el 2008) y eligió seis: JP Morgan, Bank of America, Citigroup Inc., Wells Fargo & Co., Morgan Stanley y Goldman Sachs. La investigación (del diario económico Bloomberg) determinó que recibieron 160.000 millones de dólares vía TARP y préstamos de la FED por 460.000 millones. El rescate se prolongó desde agosto del 2007, bajo W. Bush, hasta abril del 2010, bajo Obama. El ex y el actual ocupante de la Casa Blanca tampoco en esta esfera difieren.

Al mismo tiempo que se debatía en el Congreso la reinstauración de la Ley Glass-Steagall con el objeto de combatir la especulación, separando la banca de depósito y la banca de inversión o Bolsa de Valores, la verdadera administración de EE.UU. utilizaba fondos públicos para acelerar las fusiones bancarias en favor de los más grandes. Según los datos de la misma FED, el activo de los seis bancos más importantes del país pasó de 6,8 billones de dólares en el 2006 a 9,5 billones en el 2011, un incremento del 40 por ciento que años de crisis ni rozaron. Al revés.

(FIN DE LA CITA)

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-182930-2011-12-08.html