08/12/2011

“Afganistán. Los terroristas también pueden hacer favores”, artículo de M K Bhadrakumar en el diario electrónico Asia Times Online.

(CITO DE DICHO ARTÍCULO)

Los ataques terroristas paralelos del martes contra creyentes chiíes en la capital afgana Kabul y en la ciudad norteña de Mazar-i-Shairf, que mataron a 58 personas, son un evento extraordinario. Incluso en los más tenebrosos días de violencia de la década pasada, Afganistán nunca cayó en la violencia sectaria.

Lo más fácil es culpar a los talibanes. Pero el portavoz talibán Zabiullah Mujahid condenó rápidamente el “salvaje e inhumano ataque realizado por nuestros enemigos, que tratan de culparnos y de dividir a los afganos al realizar ataques semejantes contra musulmanes”.

(…) los intereses estadounidenses, paradójicamente, salen ganando en el actual escenario si las tensiones sectarias aumentan en Afganistán y las tropas occidentales se convierten en la única garantía de seguridad. Es decir, numerosas fuerzas estarían interesadas en reforzar indirectamente las estrategias regionales de EE.UU.

Irónicamente, el martes, en el lejano Londres, el ministro afgano de minas Wahidullah Shahrani anunció que el gobierno afgano ha solicitado por primera vez propuestas para el desarrollo de minas de oro y cobre. El London Times señaló que “invasores desde Alejandro Magno han soñado con explotar su riqueza mineral. Ahora Afganistán busca inversionistas extranjeros para que ayuden a utilizar sus ricos yacimientos de oro y cobre.”

Es concebible que Afganistán pueda seguir el camino ensangrentado de África donde la demencial rebatiña por recursos introdujo fuerzas mercenarios extranjeros de todos los tipos.

La comunidad internacional solo puede arrojar un gran suspiro de alivio porque solo el día antes de los ataques terroristas en Afganistán, los aliados de Karzai se comprometieron resueltamente en la congregación en Bonn a apoyarlo en el largo camino por proteger a su país contra fuerzas malignas que lo acechan.

Fuente original: http://www.atimes.com/atimes/South_Asia/ML08Df01.html

Traducción:

(El embajador M. K. Bhadrakumar fue diplomático de carrera del Servicio Exterior de la India. Ejerció sus funciones en la extinta Unión Soviética, Corea del Sur, Sri Lanka, Alemania, Afganistán, Pakistán, Uzbekistán, Kuwait y Turquía)