5/12/2011

Comentarios para CX36 Radio Centenario del sociólogo norteamericano, Prof. James Petras desde Nueva York – Estados Unidos.

(CITO)

Primero comentamos sobre la iniciativa tomada por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, lo que se llama CELAC. CELAC representa un esfuerzo de integración para mejorar las relaciones entre los países en América Latina y más que nada que sólo incluye países de la región, excluyendo a Canadá y Estados Unidos como países imperialistas o por lo menos por su predominancia e intervencionismo en el pasado. Desde este ángulo uno debe decir que es un paso positivo pero que tiene muchas limitaciones también.

Por un lado hay declaraciones a favor de la autodeterminación, la no intervención y otras propuestas similares muy positivas. Pero por otro lado no condena las bases militares norteamericanas en Colombia, en Panamá, Honduras…¿Cómo se puede estar contra la intervención y al mismo tiempo tener afiliados que están dando espacios para las fuerzas de intervención? Esa es la primera contradicción.

La segunda es poner en la presidencia al señor Piñera, un derechista, capitalista de gran riqueza, como primer presidente de la Organización. El mismo que está golpeando a los estudiantes en Chile y durante su gobierno sigue con el sistema de educación privatizado.

Y tercera y tal vez la más grosera, es que CELAC nominó como su representante a la Organización Internacional del Trabajo al vicepresidente de Colombia que se llama Angelino Garzón y es la candidatura que apoya CELAC. Bajo el presidente Uribe, ahora con Santos, tenemos datos que salieron ayer, donde en Colombia 54 abogados defensores de derechos humanos han sido asesinados. Hay más de 30 sindicalistas este año 2011 que fueron asesinados. ¿Cómo puede una organización seria presentar como su candidato a un gobierno con el peor récord sobre la seguridad de sindicatos, como su candidato a la OIT? Es algo incomprensible. Ahora ¿qué futuro tiene esta Organización? Yo no sé exactamente qué posibilidades, pero en primera instancia, aparte de la declaración que se llama Declaración de Caracas, con buenas intenciones, no hay ninguna estructura orgánica ni el procedimiento por el cual decidir cómo se tomarán decisiones si por consenso o por mayoría. Y no tiene un centro, una estructura, una oficina todavía. Me parece que las declaraciones del presidente Chávez están bien intencionadas y con mucha esperanza pero mientras tanto, falta mucha estructura, coherencia política y algunas formulaciones básicas, prácticas.

(…)

Y otro tema de importancia es que hay una señal para todas las fuerzas progresistas de izquierda. Brasil ahora tiene seis ministros que renunciaron a sus puestos por la corrupción, con acusaciones de recibir pagos ilegales, cohecho y otras cosas más.

Eso es una indicación de la decadencia del Partido de los Trabajadores. No digo que la presidenta Rousseff ella misma es corrupta. Pero el partido como un partido representativo de los trabajadores no existe más. Estos casos de corrupción son un récord: seis ministros forzados a renunciar y otros funcionarios más en un año. Eso es una muestra de la falta de ética no de que simplemente no es un partido de izquierda o partido de los trabajadores. Es un partido profundamente corrompido y vinculado al gran capital. Y cuando un partido empieza a adoptar los métodos de trabajo tradicionales donde el partido es simplemente un instrumento del capital y cobra coimas, como sistema de elección, yo creo que indica la decadencia de lo que llaman el milagro brasileño. Y no es simplemente con Rousseff, esto empieza con Lula. Hace años que Lula quería dejar cualquier representatividad de los trabajadores y asumió la posición de gran vocero, cobrando honorarios millonarios ahora dando consejos a los capitalistas de cómo se puede consolidar su poder, dando alguna ayuda contra la pobreza. Y este sistema de asistencialismo, corrupción, políticas capitalistas, es la fórmula que ha producido esta decadencia del PT. Y debemos pensar en otros países donde los izquierdistas han adoptado esta fórmula de buscar financiamiento del gran capital como parte de una transacción para legislar a favor del sistema dominante. Es otro ejemplo de la caída del progresismo en los últimos años.

(FIN DE LA CITA)

Fuente: http://www.radio36.com.uy/entrevistas/2011/12/05/petras.html