14/08/2011

“El “anti desarrollo” del acuerdo entre China y Río Negro”, artículo de Federico Horne en el diario argentino La Mañana de Neuquen.

(CITO)

Arabia Saudita para ser autosuficiente en trigo invirtió montos astronómicos para desarrollar su cultivo en el desierto. Sin embargo debe abandonar el programa en 2008 cuando comprueba que el agua captada para riego es tomada de acuíferos que no se recargan y se secan aceleradamente. Algo parecido ocurrió en las planicies del norte de China por un desarrollo agrícola desmedido en relación a sus recursos naturales. Las limitaciones de estos países los llevan a la política de exportar capitales e importar alimentos.

Al decir de Jacques Diouf (The Economist, 2009), presidente de Organización para la Agricultura y Alimentación, (FAO de la ONU) se trata de transacciones “neocolonialistas”. China está comprando 2,8 millones de ha. en el Congo para aceite de palma y otros 2 millones de ha. para biodiésel en Zambia. Corea, 69.000 ha. en Sudán. Emiratos Árabes, 400.000 ha. para cultivar trigo en Egipto. Libia 100.000 ha. en Mali para cultivar arroz. En Etiopía, capitales saudíes, mediante leasing exentos de impuestos, invierten 100 millones de dólares destinados a trigo, arroz y cebada mientras que el Programa para la Alimentación Mundial (WFP) gastó 116 millones de dólares (2007-2011) para proveer 230 toneladas de alimentos a los etíopes con carencias nutritivas. Cabe destacar que estos acuerdos se establecen, no entre compañías de capitales privados sino, en su mayoría entre gobiernos de países o provincias.

(FIN DE LA CITA)

Fuente: http://www.lmneuquen.com.ar/suplementos/2011/8/14/10399.php

(Federico Horne es Dr. en Recursos Hídricos. Prof. de la Facultad de Ciencias Agrarias. Director ITAMA, UNCo)