6/12/2011

“Oleoducto Keystone: Protesta Aceptable para la Falsimedia”, artículo de Mario R. Fernández.

(CITO)

Se considera como alternativa al petróleo al, muy de moda, “combustible flexible” (Flex- Fuel) una mezcla de etanol (alcohol etílico) con gasolina. El etanol, cuya producción se ha doblado en cuatro años en Estados Unidos, se extrae del maíz (40% de las plantaciones de maíz de EEUU se dedica a la producción de alcohol para combustible de vehículos) y es usado en mezclas que van desde el E10 (10% Etanol y 90% gasolina) al E85 (85% Etanol y 15% gasolina). Es una industria altamente subvencionada por el estado, subvención que si bien este año culminó ya tiene paquetes de regalías en preparación para el futuro, y raramente cuestionada aunque sabemos que exige gran dedicación de terrenos e inversiones, uso de pesticidas, fertilizantes y enormes cantidades de agua y que produce gran cantidad de desperdicios. Evidentemente la producción de maíz para etanol le quita espacios fundamentales a la producción de alimentos pero además el etanol tiene otros problemas: no se puede transportar por tuberías como los hidrocarburos pues absorbe humedad e impurezas, tiene menos energía que la gasolina al 100% y su uso como combustible no cuenta con consenso de aprobación entre los científicos. En Norte Amèrica los vehículos usan normalmente la mezcla E10 y sólo en el Oeste Medio de EEUU algunos vehículos usan el E85. Finalmente, entre las desventajas del etanol está la de su precio, cada día más cercano al de la gasolina –el E85 cuesta U$S 3,02 por galón y la gasolina cuesta U$S 3,18.

(FIN DE LA CITA)

Fuentes:

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=140768

http://alternativalatinoamericana.org/