30/11/2011

Rafael Poch-de-Feliu (Barcelona, 1956) ha sido veinte años corresponsal de La Vanguardia en Moscú y Pekín. Antes estudió historia contemporánea en Barcelona y Berlín Oeste, fue corresponsal en España de ‘Die Tageszeitung’, redactor de la agencia alemana de prensa DPA en Hamburgo y corresponsal itinerante en Europa del Este (1983 a 1987). Actual corresponsal de La Vanguardia en Berlín.

(CITO DEL BLOG DE RAFAEL POCH)

El empecinamiento con los eurobonos no sólo es económicamente irracional, sino también profundamente contradictorio. El Banco Central Europeo ya ha emitido, y con creces, lo que podría llamarse “el eurobono privado”. Desde que estalló la crisis, el Deutsche Bank, Commerzbank y otros bancos privados alemanes han transferido al Banco Central Europeo cuatro veces más deuda privada –sus valores basura, recibiendo a cambio créditos a bajo interés- que el volumen de la deuda pública comprada “in extremis” con tanto escándalo por el mismo BCE.

“Ni Merkel ni el Bundesbank han criticado nunca esta creación privada de dinero, pero cuando los Estados quieren tener el mismo derecho, los critican como si fuera algo endemoniado”, dice Dierk Hierschel, economista jefe del sindicato alemán Verdi. El argumento es el peligro de inflación, pero los bancos centrales de Estados Unidos, Inglaterra y Japón llevan años comprando ingentes cantidades de deuda pública sin que haya ocurrido nada con la inflación.

(FIN DE LA CITA)

Fuente: http://blogs.lavanguardia.com/berlin/por-que-alemania-se-empecina/